FÁCIL EJERCICIO PARA TU ESPALDA


A causa del estrés y las prisas, a menudo nos olvidamos de lo más importante: nosotros mismos.

Durante el día, la forma en que nos movemos de manera inconsciente, nos lleva a crear tensiones innecesarias que interfieren en nuestros mecanismos posturales naturales llegando a convertirse en malos hábitos.

Tomar conciencia de nuestro tono muscular cuando nos movemos encontrando un punto intermedio entre demasiada tensión o relajación nos ayudará a recobrar un cuerpo más relajado y más consciente de si mismo. Parar y revisar la manera de “usarse” puede ser un buen ejercicio de atención para conseguir la intención de sentirse mejor.

PRÁCTICA:

Túmbate con la espalda apoyada en una superficie firme (el suelo con una alfombra o esterilla), con las rodillas dobladas y los pies en el suelo. La distancia emtre los pies debe ser aproximadamente la misma que hay entre los hombros, suficiente para que las piernas se sostengan con el mínimo esfuerzo. Las rodillas no deben caer a los lados ni juntarse, sino que han de apuntar hacia el techo.

Coloca unos libros debajo de la cabeza, sin que lleguen a entrar en contacto con la nuca. La altura de los libros varía de una persona a otra… Si la pila de libros es demasiado alta, la barbilla ejercerá una presión incómoda sobre el cuello; si es demasiado baja, la cabeza tenderá a caerse hacia atrás… Busca un punto cómodo intermedio para encontrar una altura óptima.

Toma unos 20 minutos de tiempo y deja caer el peso hacia el suelo. Sin forzar, dejando que el cuerpo se deje llevar por la fuerza de la gravedad.

Sentirás que te fundes en el suelo y que tu mente se relaja con él. No hagas nada más… pues normalmente creemos que cuando realizamos movimientos solo están trabajando los músculos, cuando en realidad estos músculos trabajan porque hay una mente que los está activando. El cuerpo y la mente trabajan conjuntamente, y tomar un tiempo para observar a ambos te abrirá a nuevos espacios que ya estaban en ti.

Isabel Iñesta – Prem

Anuncios

BioExpresión Corporal Consciente®


Expresión Corporal

Comunicación Personal

Meditaciones Activas

Danza – Creatividad

Respiración – Relajación

Reeducación Postural

Propiocepción

Eutonía

Tu cuerpo es un maravilloso regalo

de la existencia… es tu hogar


Para conocer más acerca de BioExpresión Corporal Consciente®, entra en la Página Presentación.